Cumplimos 10 Años

Adolescentes y adultas

Las clases están divididas por niveles (principiantes, intermedias, avanzadas); tanto en la modalidad grupal como en la individual de enseñanza. Los grupos son reducidos dado que es importante en el proceso de aprendizaje el seguimiento personalizado para garantizar la calidad de la formación y para fomentar la capacidad creativa de cada alumna. El objetivo de mis clases es aprender a bailar esta milenaria danza, incorporando poco a poco el significado de su origen, comprendiendo su esencia histórica y la importancia de la música en su ejecución, siempre respetando las cualidades expresivas y corporales de cada estudiante, para que cada una de las alumnas sea capaz de, valiéndose de las herramientas técnicas adquiridas en la clase y de su potencial creativo, desarrollar una danza con estilo propio, sumándole a la belleza natural de los movimientos, su impronta personal.

Trabajamos con coreografías y secuencias de movimiento, y sobre todo con improvisaciones pautadas basadas en métodos de composición coreográfica (incluyendo composición instantánea) e improvisación actuales tomados de la danza teatro y otros lenguajes corporales estudiados por Jimena y aplicados especialmente a la danza del vientre, con el fin de brindar las herramientas técnicas y de interpretación necesarias para lograr una danza fluída, real, auténtica y de calidad artística.
Incorporamos además el manejo de los elementos que suelen acompañar esta danza (sable, velos, chinchines, bastones, cántaros, bandejas con velas), y abordamos desde los estilos y danzas folklóricas más típicas y terrenales hasta las formas de danza más contemporáneas, estilizadas y fusionadas.

En los cursos se irán trabajando desde el comienzo y en paralelo los siguientes ejes, los cuáles se irán complejizando a medida que avance el proceso de aprendizaje:

  1. Elongación, flexibilidad, noción de equilibrio, postura, respiración, entrenamiento corporal necesario para interpretar adecuadamente la danza; y para lograr un acercamiento a la conciencia corporal y a la percepción del movimiento propio; respetando las posibilidades de cada alumna y cuidando el cuerpo ante todo.

  2. Disociaciones, aislaciones. En la danza del vientre es necesario que cada parte del cuerpo (cintura pélvica, cintura escapular, cabeza, brazos) se mueva independientemente de las otras; en cuando se combinan (por ejemplo cadera con brazos), se debe hacer de manera armónica y coordinada.

  3. Trabajo técnico: en este eje abordaremos el estudio detallado de los movimientos y desplazamientos de la danza del vientre; en los niveles alto, medio y bajo (danza de piso). Para ello, trabajaremos con secuencias, y ciertos ejercicios de improvisación pautados con el objetivo de mecanizar e incorporar fluidamente los movimientos a la danza.

  4. Trabajo con elementos: en cada nivel se aprenderá a manejar uno o más elementos que suelen utilizarse para acompañar la danza, ellos son: el cántaro, el velo (y doble velo), bastón, chinchines, sable y bandeja con velas. Se analizará también en la historia y significado de cada uno de ellos.

  5. Trabajo expresivo, creativo y de puesta en escena: Aquí trataremos los aspectos expresivos e interpretativos de la danza, y todo lo relacionado con el espacio escénico y con el vínculo con otros si es que se trata de una danza grupal. Para lograrlo, se realizarán improvisaciones libres y pautadas y se generará un sitio para la explotación de la creatividad de cada alumna. Luego, se reunirá y organizará este material, y las personas que deseen podrán participar de muestras abiertas al público.

  6. Trabajo relacionado con los aspectos musicales: aquí aprenderemos lo relacionado a la interpretación que debe realizar la bailarina de la música que selecciona, en qué región del cuerpo resuena el timbre de cada instrumento; también veremos la estructura de la música oriental, reconoceremos los instrumentos más comunes de dicha música y los diversos ritmos árabes; todo ésto de un modo dinámico y siempre en una dialéctica constante entre el sonido y el movimiento.
    Se ofrece material teórico de soporte y para las interesadas en profundizar aún más o en dedicarse profesionalmente existe la opción de cursar el Profesorado de Danza del Vientre.

  7. Trabajo de distinción de estilos. Una vez incorporados los conocimientos primarios de esta danza, se sumarán para enriquecer la danza, elementos estilísticos de todos los tipos de danza del vientre; desde la danza estilo baladi, estilo saidi, hasta derivaciones mucho más contemporáneas como el tribal fusión.

 

Además, ofrecemos clases de percusión oriental y ritmología para bailarinas y clases especiales con percusión en vivo!!!.

down

Clases para niñas

Clases de danza árabe para nenas. A través de secuencias, improvisaciones, juegos y otros estímulos acordes a cada edad trabajamos la técnica de la danza del vientre; en un ambiente cálido y contenedor; fomentando tanto el desarrollo de la danza individual como el compañerismo y la conciencia del otro en danzas grupales.

  • Prof Aldana Arguello

  • Prof Geraldine Aguirre

(alumnas avanzadas del Profesorado de Danza del Vientre).

down

Clases de DAFE® (danza árabe fusión experimental)

Estilo de danza creado por Jimena luego de años de investigación, en el cuál se fusiona la técnica madre de danza del vientre con elementos de danza teatro, contemporánea, expresión corporal, afro, clásico, danza tribal, movimiento libre y toda técnica a la que podamos apelar a la hora de “querer contar” algo a través de la danza, mediante este instrumento tan hermoso, perfecto y delicado que es nuestro propio cuerpo (ver apartado Danza Árabe Fusión Experimental para conocer de qué se trata). Estas clases funcionan a modo de taller de investigación basado en la improvisación como método para lograr una calidad interpretativa de la bailarina cada vez más rica y matizada, en el que es fundamental el compromiso y aporte de las alumnas, tanto técnico como creativo, siendo necesario el animarse a probar, a “ponerle el cuerpo” a las situaciones que se vayan planteando, el estar presente aquí y ahora 100%; ya que se trabaja desde el movimiento auténtico y desde el “ensayo y error” constante y sobre material elegido por ellas mismas (la materia prima de trabajo va desde canciones, hasta poemas, pinturas, objetos, ideas, recuerdos, imágenes, sensaciones, etc). En este caso, la profesora funciona como una guía o coordinadora del trabajo de cada persona o del grupo, ayudando a seleccionar y ordenar los hechos artísticos que vayan naciendo en el transcurso de los encuentros y llevando a que cada alumna aprenda a habitar su cuerpo, a conocer sus capacidades y limitaciones y a trabajar para potenciar aún más las fortalezas y para ir mejorando gradualmente los terrenos más débiles.

La clase se divide en tres partes:

  1. Preparación corporal, elongación, ejercicios de fuerza y resistencia, de apertura articular, con el objetivo de entrenarse para poder transitar los diferentes espacios y tipos de movimiento que requiere esta danza (por ejemplo, el manejo de los desplazamientos por el piso, caídas y recuperaciones, etc) .

  2. Secuencias o pautas de movimiento que van variando clase a clase según lo que el grupo esté trabajando (ejercicios espaciales, de contacto con el otro, sensoperceptivos, de manejo de niveles, de reconocimiento del cuerpo, circuitos de movimiento, secuencias que incluyan movimientos de alguna técnica específica, de reconocimiento auditivo y/o musical, ejercicios de invocación emocional, etc.)

  3. Fase de experimental y de creación donde se abordan, a veces individual otras grupalmente, las ideas o elementos aportados por el grupo con el fin de obtener como resultado final danzas tanto escénicamente atractivas como verdaderas y profundas desde lo expresivo, antes de ese momento, se pasa por varias etapas de ensayo, descarte, y reestructuración. Muchas veces estaremos explorando una idea que nos llevará una o dos clases, muchas veces estaremos trabajando en una danza un mes, o varios meses; dejando de este modo que cada pieza cumpla con su proceso natural de gestación.

Una vez que llegamos a obtener varios cuadros de danza madurados y ensayados suficientemente, la idea es realizar muestras periódicas en teatros y diversos espacios artísticos, siendo ésta es la etapa de COMPOSICIÓN, en la que el fin es llevar lo obtenido en las etapas anteriores de investigación a un espacio escénico utilizando todos los recursos coreográficos correspondientes.

Estas clases están orientadas a bailarinas, alumnas intermedias y avanzadas o a personas que tengan o hayan tenido al menos dos años de trabajo corporal.

 

down

Clases de ritmología, derbake y percusión oriental

Se trata de un taller que surgió a pedido de alumnas avanzadas del Profesorado de danza del vientre que, o bien necesitaban afianzar sus conocimientos sobre la parte rítmica de la música oriental para mejorar su desempeño como bailarinas (sobre todo en la ejecución de los chinchines); o bien que estaban interesadas en aprender a tocar el derbake y profundizar en el estudio de los ritmos árabes. La dinámica es divertida y ágil, basándonos en juegos auditivos y de coordinación, de relación con los instrumentos y de creación colectiva de sonidos.

Este año decidimos abrirlo a todo público y es ideal para bailarinas que quieran saber más de música o para principiantes que quieran ingresar al mundo de la rítmica. Se enseña además notación musical.